Saltar al contenido

Decálogos

¿Qué es un decálogo?

Se designa con el término de decálogo al conjunto de diez principios o normas que son considerados como básicos para el ejercicio de cualquier actividad. Por ejemplo, la transparencia y la coherencia deberían ser parte del decálogo de cualquier periodista para así ejercer sin fisuras su profesión.

Los Diez Mandamientos en hebreo, también conocidos en el cristianismo como el Decálogo, son un conjunto de principios bíblicos relacionados con la ética y la adoración. Estos son fundamentales tanto para el judaísmo como para el cristianismo.

Ejemplos de decálogos se han escrito para diferentes áreas, con la finalidad de proporcionar los principios y valores elementales que guían la práctica de una profesión u otras actividades.

Características de un decálogo

Un decálogo se  caracteriza por estandarizar las normas de trabajo de una sociedad, en búsqueda del bien común. Así mismo permite la sensibilización y el orden de la sociedad de manera simple, clara y primordial.

Un decálogo es un texto que contiene diez frases, expresiones u oraciones, con las principales reglas y normas que se deben seguir para el buen ejercicio de una actividad o profesión. El término decálogo proviene del griego deka, que es el número diez, y logo, que se refiere a expresión o palabra.

Uso de un decálogo
Uso de un decálogo

¿Dónde se utiliza un decálogo?

Los decálogos suelen ser utilizados en las religiones, para establecer un código de conducta que han de seguir todos los seguidores de dicho credo.

También es utilizado en libros que buscan dar una serie de normas que debes de cumplir para conseguir un objetivo en específico, estos pueden ser desde: libros de política o incluso filosóficos.

Esas diez reglas deben ser las más importantes o representativas y norman desde un punto general, el desempeño de esas personas, dentro del grupo en cuestión. No se aplica para aspectos técnicos, sino que usualmente se usa para conducta o ética.

Por ejemplo, el decálogo de los médicos debería tratar acerca del buen trato de los pacientes, mantenerse informado de los adelantos de su especialidad, procurar estar limpio para evitar los contagios a los pacientes, ante una duda consultar una segunda opinión, etc.

Esto que mencionamos no necesariamente está en el decálogo de los médicos, ya que es solo un ejemplo.

¿Cómo hacer un decálogo?

Los pasos a seguir para hacer un decálogo son:

  1. Averiguar ¿Cuál es el grupo para el que se va a hacer?
  2. Identificar ¿Cuáles son los aspectos generales más importantes que se desea normar?
  3. Confeccionar el decálogo.
  4. Darle difusión entre las personas involucradas.
  5. Verificar si ha sido entendido y que se esté cumpliendo.

¿Para qué sirve un decálogo?

Un decálogo es un grupo de diez normas que sirven para cumplirlas, son importantes y representativas, puede ser usado para aspectos técnicos, éticos y morales.

Es más que una declaración formal de principios que define los estándares de actuación que deben aceptar los implicados para los cuales fue creado el decálogo.

Sirve para establecer nodos de actuación moral y social con parámetros y límites establecidos en cualquier ámbito. Para orientar o guiar a la sociedad o a un sector en especial sobre lo correcto o lo que se espera de ellos.

¿Qué beneficios tiene un decálogo?

Al ser un decálogo un grupo de 10 normas establecidas para cualquier ámbito, nos da el beneficio de seguir unos principios en lo moral o social con el fin de fomentar bases para el buen funcionamiento de una sociedad y para un bien común.

Beneficios de un decálogo
Beneficios de un decálogo

Decálogo ejemplo

La primera acepción de decálogo que menciona el diccionario de la Real Academia Española (RAE) alude a los diez mandamientos que, de acuerdo al cristianismo y el judaísmo, Dios comunicó a Moisés. Estos preceptos funcionan como leyes que deben respetar los creyentes.

Los mandamientos incluidos en el decálogo fueron ordenados de distintas maneras a lo largo de la historia y según las diferentes tradiciones. Entre los mandamientos aparecen sentencias como: Honrarás a tu padre y a tu madre, no matarás y Amarás a Dios sobre todas las cosas.

También puede referirse a un conjunto de consejos, pautas o reglas cuyo respeto resulta esencial para llevar a cabo una actividad. En este caso, no siempre se trata de diez sugerencias o normas, sino que pueden ser menos o más.

Ejemplos:

  • El escritor publicó un decálogo para crear un cuento de ciencia ficción.
  • Las autoridades planean difundir un decálogo con normas de convivencia para disminuir los conflictos entre vecinos.
  • El decálogo de un buen periodista indica, como principio fundamental, que la información debe corroborarse con tres o más fuentes.
  • El político, activista y escritor inglés Arthur Ponsonby 1871-1946 es el autor del Decálogo de la Propaganda de Guerra, una enumeración de premisas que exponen las naciones a la hora de justificar una guerra.

Este decálogo incluye máximas como al enemigo al responsable de la guerra, los intelectuales y los artistas apoyan la causa y quienes ponen en duda la propaganda de guerra son traidores.

De la misma manera, no podemos pasar por alto la existencia de otros muchos decálogos, como sería el caso, por ejemplo, del decálogo de hábitos saludables que está formado por los siguientes puntos:

  • Haz cinco comidas al día: desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena.
  • Come de todo. Es decir, hay que seguir una alimentación sana, completa y equilibrada.
  • Al día hay que beber entre 8 y 10 vasos de agua.
  • Es necesario llevar a cabo a diario 1 hora de actividad física. Asimismo, hay que realizar, al menos 2 o 3 veces en semana, actividades que mejoren la flexibilidad y la fuerza.
  • Hay que cuidar la salud para estar sano y fuerte.
  • Es imprescindible aprovechar el tiempo libre para disfrutar y estar con familiares y amigos.
  • A diario hay que ducharse, lavarse las manos antes y después de comer e incluso cepillarse los dientes.
  • Se establece que hay que utilizar menos de dos horas diarias para Internet, la televisión o los videojuegos.
  • Es fundamental sentarse correctamente para evitar que la espalda no termine dolorida y dañada.
  • A diario se hace necesario dormir un mínimo de 8 horas.